[Reseña Literaria] “No escuches al viento” de Verónica Valenzuela.

Lía, una chica de diecisiete años es acusada de un grave delito y condenada a permanecer en el centro de menores de Aljibe hasta que cumpla la mayoría de edad en su Córdoba natal. Nacho Atienza, el psicólogo y director del centro, se interesa por el caso de la joven donde su instinto le indica que no todo es lo que parece.

La dura infancia de la muchacha esconde un terrible secreto que puede poner en peligro su vida y la de todos aquellos que intenten ayudarla. Para Nacho desentrañar el enigma de Lía se convertirá en su obsesión y desvelo, intentando aparentar que su preocupación solo se debe al interés profesional. Pero el hombre no podrá luchar contra los dictados de su corazón, enamorándose de ella y provocando el dilema de no hacer lo correcto por su estricto código moral. Cuando conoce al fin el secreto de la joven, se inicia una carrera contrarreloj para arrebatarla de las garras del destino que han preparado para ella.

Un thriller romántico lleno de acción, con una hermosa historia de amor entre un treinteañero y una joven que renacerá gracias a la fuerza de su unión.

FICHA TÉCNICA DEL LIBRO

Autora: Verónica Valenzuela

Editorial: Nowevolution

Sello: Nou Editorial

ISBN: 978-84-17268-00-8

Género: Romántico

Número de páginas: 192

Tapa blanda

(Gracias a Nou Editorial por el envío del ejemplar)

Mi opinión

De Verónica es la segunda novela que leo y, sin desmerecer la otra en absoluto, debo decir que esta me ha gustado con diferencia.

Cecilia o Lía como la suelen llamar, es una chica que ha tenido una infancia y una adolescencia, ya no difíciles, si no que la definición más exacta es “horrible”. Con una madre alcohólica de la que se tuvo que hacer cargo, debió pasar por innumerables penurias y necesidades. Es una chica con muchísima carencia afectiva y, por circunstancias del destino, acabará en el centro de menores que regenta Nacho. El miedo que siente por lo que le pueda pasar la subleva y su desconfianza y rechazo a cualquier muestra de afecto o cariño está latente en todo momento, aunque Nacho consigue perturbarla.

Nacho además de ser dueño del Centro de Menores donde intenta que los chicos y chicas que allí se alojan encaucen su vida, se dedica a psicoanalizarlos y ayudarles a desfogar sus inseguridades y adicciones a través de trabajo duro y mucha terapia. Es psicólogo y pedagogo. Una persona muy filántropa y comprensiva, pero también es duro cuando la ocasión lo requiere. La llegada de Lía al centro será una prueba de fuego para su integridad y profesionalidad.

Ambos personajes son carismáticos, cada uno a su manera. Son refrescantes y en absoluto lineales. La cuestión de la diferencia de edad, casi 20 años, y el comportamiento contradictorio de la protagonista, mantiene al protagonista masculino en todo momento en el disparadero y es algo que engancha de una manera considerable. La evolución de los personajes a lo largo de la historia es bastante notoria, ambos son muy maduros y es algo que llama mucho la atención, él por la que aporta la edad y la experiencia y, en el caso de ella, las situaciones vividas a lo largo de su existencia.

Tanto los personajes secundarios como los antagonistas interactúan a lo largo del desarrollo de la trama, dándonos a conocer sus sentimientos e inquietudes y, en el caso de los antagonistas, también sus planes, trapicheos y la maldad que albergan.

La prosa de Verónica es sencilla y coloquial, pero a la vez profunda y reflexiva. El desarrollo de la trama es constante y dinámico, con narración y diálogos a partes iguales.

La autora nos narra la historia en tercera persona desde la perspectiva de ambos protagonistas, sin olvidarnos por supuesto, de los demás personajes que aportan su granito de arena la trama.

Es admirable la manera en que nos describe de forma detallada pero ligera los lugares más emblemáticos de Córdoba, el lugar donde se desarrolla la historia.

En esta historia los sentimientos mutuos que sienten Lía y Nacho están presentes en todo momento y, debo de admitir, que en algún momento me echó para atrás por la diferencia de edad. El hecho de que ella sea una menor, aunque no le falta mucho para alcanzar la mayoría de edad, y se sienta atraída por un hombre que le dobla la edad y viceversa, es un hándicap que pueda aportar a la historia mucha curiosidad e interés.

Aclarar que la autora este tema en cuestión lo respeta y nos hace conscientes de ello desde el primer momento.

A parte de dicha relación imposible, la autora ha tocado muchos otros temas que son la parte primordial de la trama. Prostitución, trata de blancas, adicciones, mafias rusas y rumanas, tráfico de menores… toda una amalgama de situaciones que hacen que su lectura despierte en el lector/a reacciones y sensaciones que consiguen atraparte de una manera increíble.

La única pega que le he podido encontrar al libro es el título, ya que no le encuentro ningún sentido ni sé dónde encajarlo en la historia. La portada debo decir que es muy fresca y elegante.

“No escuches al viento” es una historia llena de segundas oportunidades, sacrificio, una alta dosis de acción y trama, amistad y amores imposibles, o no tan imposibles, que maduran y se cuecen a fuego lento conforme va pasando el tiempo pero que se tambalea sobre la cuerda floja por el estigma de la diferencia de edad y el poder vivir la vida que no has tenido oportunidad de vivir.

 

Sobre la autora

 

Verónica Valenzuela nació el 9 de noviembre de 1974 en Jerez de la Frontera.

Cuando no era más que una niña, mi padre me cambió uno de mis tebeos por una novela de Emilio Salgari, y me hice adicta a los libros para siempre. Desde mi blog Pasión Romántica, colaboré con las mejores editoriales haciendo reseñas.

Entre virus y bacterias de mis estudios de Laboratorio Clínico, empecé a crear mis propias historias y cuentos, hasta que en 2009 publiqué mi primera novela.

Hasta la fecha éstas son mis historias publicadas:

Hijos de Caín, el despertar del Fénix 2009. Más allá de las trincheras 2011. Malena, un bombón XXL 2014. Herido 2015. Tú hiciste la ley, yo fui la trampa 2016. No escuches al viento 2017.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.