[Reseña Literaria] No hay reglas para olvidar de Iris T. Hernandez

02/06/2018

SINOPSIS

Nasha dejó atrás su zona de confort y se separó de su novio, Andrés Zúñiga, para lanzarse a la aventura, levantar su negocio y construir su reino.

El tiempo ha pasado y ella ha conseguido su objetivo; es la reina, hace lo que le gusta y cree que su forma de vida es la que necesita para ser feliz. Sin embargo, todo da un giro cuando se asocia a Genaro. Un mínimo error podría derrumbar todo por lo que ha luchado, pero aun así, no puede negar que la oportunidad es irresistible, sin saber que será el motivo de su reencuentro con Andrés.

Él ya no es el mismo desde que Nasha se marchó e intenta alejarse de la oscuridad que ella le provocó. Los dos juegan con fuego, conscientes de que acabarán quemándose.

Dos personas destinadas a estar juntas no pueden esquivar su camino, por mucho que la vida los separe de todas las formas posibles, ¿o sí?

Si quieres saberlo, déjate llevar…

 

OPINIÓN

Los protagonistas principales de este libro son Nasha y Andrés aunque aparecen multitud de personajes con diversa relevancia. Algunos de ellos cuentan con una presencia  anecdótica ya que fueros protagonistas o aparecían, como también  Andrés, en la anterior novela de esta autora,  “Me gustas de todos los colores”. Otros personajes en cambio, resultan clave para la historia como por ejemplo Alberto y Ana (hermanos de Andrés), o también José (mano derecha y un hermano para Nasha) que además es uno de mis favoritos de este libro y del que me gustaría leer su propia historia en un futuro.

Han pasado 12 años desde que su relación finalizó y  sus vidas tomaron caminos separados. Nasha es una mujer luchadora, independiente, el amor es algo que no tiene cabida en su presente. Dueña y señora de un local de ocio nocturno, exclusivo para mujeres, que goza de éxito y prestigio, pero no el suficiente para ella porque es ambiciosa y por ello ignora todas las advertencias para aceptar convertirse en socia de Genaro y regentar su nuevo Club para caballeros “Dolce”. (Ella me recuerda al papel de la actriz Jada Pinkett Smith en la película de “Magic Mike XXL”).

Andrés Zúñiga, él ya no es aquel hijo de buena familia y estirado que temía contradecir a su madre, al menos no en privado. Aunque guarda las apariencias, a raíz del abandono de Nasha dejó abandonada su consulta de psicología y actualmente posee dos negocios relacionados con la noche,  ( un bar de copas y un local con reservados dónde se libera de su frustración mediante el sexo), que son su distracción para no pensar en ella, puesto que nunca la olvidó.

Ambos personajes se van alternando en la narración para contarnos esta historia, su historia, que transcurre principalmente entre Madrid y, un par de pasajes bastante significativos  y que particularmente me han encantado, en el  lugar de nacimiento de ella: Guinea. A nuestra protagonista se le presentan varios frentes: un reencuentro con su ex que reabre viejas heridas, su relación laboral con el indeseable de Genaro y una promesa por cumplir para reencontrarse con sus orígenes y reconciliarse con su pasado…

Encontramos amistad, lealtad, traiciones, multitud de emociones y sentimientos; les acompañamos en su propia lucha interna por desprenderse de los prejuicios y corazas que los separan. Aunque en téminos generales me ha gustado , ya que es una novela con una lectura realmente ágil y que te absorve, al finalizarla me ha quedado un sensación contradictoria. Me ha parecido una historia de amor con una gran trama central muy emocionante, emotiva e intensa, pero en su sinopsis me prometía una acción (precisamente relacionada con los demás frentes abiertos) y  he sentido que se ha ido diluyendo a medida que avanzaba en mi lectura. No me refiero a que la autora deje cabos sin atar, si no más bien a cómo los desarrolla y resuelve, en mi opinión de una manera bastante superficial. Me hubiese gustado que profundizase o detallase más ciertos hechos o escenas que no especifico para no spoilear. Pero entiendo que es imposible conformar a todos los lectores y tan solo puede ser mi sensación. Seguro que repetiré con esta autora.

 

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.