[Reseña literaria] Alexa entre las olas de Ana Cantarero.

22/08/2018

SINOPSIS

¿Qué responderías a tu mejor amiga si esta te propusiera abandonar tu vida para pasar un verano en una aldea costera de Portugal? «El plan suena idílico, pero nosotras no nos podemos permitir vagabundear por los pueblos. Somos dos mujeres de treinta y tres años…». Pero imagínate que te invita a su boda el hombre con el que has convivido durante tres años y del que todavía crees que sigues enamorada… «Mañana solicitaré una excedencia por seis meses a mi jefe y si me la concede, cuenta conmigo para viajar a Portugal». Permiso concedido, maletas cargadas en tu Mini amarillo, mil kilómetros recorridos y de repente un regimiento de avispas autoestopistas se cuela por la ventanilla. «Nos asustamos, salimos zumbando del coche y este decidió por sí mismo lanzarse de morros al río. Tal cual. Splash. Chapuzón». Entonces, aparece a lo lejos una destartalada furgoneta vintage conducida por un surfero de veinticuatro años con pintas de Tarzán que resulta ser… «Nuestro salvador o mi castigador, según el color del cristal con que se mire». Alexa entre las olas es una marea de sentimientos y emociones de un pasado que arrasa con un presente incierto; donde la adrenalina se confunde con el deseo, la amistad con el amor y el sentido del humor con el miedo. Viajarás a playas paradisiacas, cabalgarás tu gran ola, disfrutarás de fiestas playeras y revivirás ese romance veraniego del que toda mujer guarda un inolvidable recuerdo.

OPINIÓN

Si te has fijado en su portada y has leído su sinopsis, no te puede quedar duda de que esta lectura es ideal para devorar este verano. Es otoño y Alexa, una madrileña de 33 años, se encuentra en un momento muy embarazoso de su vida. Tras una cita con una peculiar desconocida en una cafetería, y después de que charlen y esta le entregue un pendrive, echa la vista atrás para contarnos cómo ha llegado a dicha situación rememorando lo sucedido meses atrás. Esta premisa nos lleva al instante cuando Rebeca, su gran y sufridora amiga, le insta a acompañarla a pasar el verano en el Algarve portugués, concretamente al pueblecito de Karra. Allí financiarán su estancia trabajando en el campamento de surf que poseen sus tíos y ese verano supondrá para ambas un gran punto de inflexión en sus vidas.

Pasará el verano trabajando y conoce a varios compañeros (Rico, Mario, Catrina…) y a uno muy especialmente que, pese a su resistencia inicial, acabará haciéndose un sitio en su corazón: Izan, al que rebautiza entre muchos otros apelativos como “babysurf”. Instructor de surf de 24 años de edad, amante de la música de The Doors, de alma bohemia y que ayudará a Alexandra a empezar a desprenderse de sus inseguridades y hasta casi consiguir que llegue a olvidar su estatus de hipocondríaca.

En cuanto a Alexia os diré que al principio  me daban ganas de darle de collejas hasta decir basta, pero su sentido del humor, (del que tira muy a menudo a modo de coraza para no afrontar de cara sus problemas), y al completar el puzzle de su vida, me ha conseguido cautivar. En su defensa diré que su egocentrismo no es algo consciente y que parte de la culpa de que ella sea así la tienen las personas de su entorno por no atreverse a abrirle los ojos en su momento y permitir que sea así.

Os invito a acompañar en este viaje a Alexandra y que descubráis junto a ella su evolución personal, una preciosa historia de amor pero también al resto del elenco de personajes, algunos de ellos tan carismáticos que me han robado el corazón, además de rincones bellísimos de la costa portuguesa que me han entrado ganas de conocer.

 

 

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.