{Reseña Literaria} Dulce chico indecente (Wild Seasons 1) Christina Lauren

07/09/2018

Primera entrega de «Wild Seasons» la nueva serie romántica erótica de Christina Lauren, la autora de Beautiful Bastard.
Cuando tres amigas conocen a tres chicos en Las Vegas… todo puede y todo acaba por pasar.
Mia Holland y sus dos mejores amigas han decidido celebrar su graduación pasando una noche inolvidable en Las Vegas antes de emprender una nueva etapa de sus vidas. Pero lo que no podían llegar a imaginar es que una noche de diversión cambiaría su destino para siempre.
Porque después de una noche desenfrenada, Mia descubre que lo que debería haber sido una apasionada y, en teoría, pasajera aventura, se ha convertido en un flamante esposo que responde al nombre de Ansel Guillaume y que le invita a acompañarle a París para pasar el largo verano a orillas del Sena.
¿Podría Mia resistirse a la tentación de esa promesa de noches apasionadas de la mano de ese chico tan perfecto?
Lo que empieza como una pura diversión, pronto podría convertirse en algo más, algo muy real, como la vida misma.

Dulce chico indecente es la primera entrega de una serie de novelas eróticas, todas independientes, pero que comparten personajes. También es la primera vez que leo a estas dos autoras que escriben a cuatro manos, cosa que no se nota.
Esta es la historia de tres amigas que van a Las Vegas para celebrar que Mia se acaba de graduar, pero también es una historia de amor a primera. La química entre los dos protagonistas se palpa desde el primer instante. Dos desconocidos, Mia y Ansel, que a las horas de conocerse, y tras una borrachera, cometen la mayor locura de sus vidas, como es casarse. No solo ella ha decidido casarse, también lo han hecho las dos amigas de Mia y con los dos amigos de Ansel. Sin embargo, mientras que las otras dos parejas deciden pasar página, Ansel le pide a Mia que pase con él el verano en la ciudad del amor, en París. A pesar de las dudas, Mia acepta y vuela a París.
El vuelo, o el principio de la “luna de miel”, no empieza con buen pie para ella. Mia se pasa unos días indispuesta y Ansel será ese ángel de la guarda que la cuidará. Es en estas escenas cuando observamos el carácter dulce del protagonista.
Tras asentarse en París, Mia tiene dudas de si ha hecho bien en salir corriendo hacia los brazos de alguien que no conoce. La magia que hubo en Las Vegas parece que se ha esfumado. El sexo entre ellos es pasable, pero Mia siente que necesita abrirse algo más. Antes de que la relación caiga en la rutina, a Mia se le ocurren una serie de juegos eróticos y por primera vez empieza a disfrutar del sexo.
Esta novela es no solo una historia erótica, también encontraremos momentos divertidos y otros un poco más profundos. Tanto Ansel como Mia irán madurando a lo largo de la historia. Poco a poco irá dejando atrás a esa chica insegura que teme enfrentarse a su padre. Es cierto que pesan mucho las escenas de sexo, que son muy explícitas, y que en algún momento pueden resultar algo monótonas, pero este aspecto no me molesta en absoluto. Tengo que alabar el buen gusto de narrar estas escenas eróticas, ya que no resultan para nada obscenas. El juego que se traen los dos protagonistas le da chispa a la relación.
Tanto Mía como Ansel están bien perfilados, aunque no me habría importado que las autoras profundizaran algo más en el pasado de ambos. Mia es una chica insegura, pero también es divertida. La evolución en ella espectacular porque se da cuenta de que ella es mucho más valiente de lo que siempre ha pensado. El otro protagonista es Ansel, un chico que puede parecer el típico chulo, pero nada más lejos de realidad. El título da una idea de quién es Ansel. Puede que él me haya gustado más que ella porque no estoy muy acostumbrada a leer a este tipo de personajes.
Otro de los aspectos importantes de la novela son los escenarios. Casi toda la trama transcurre en París, una ciudad de la que estoy enamorada. Junto a Mia recorreremos las calles como una turista más y he recordado el viaje que hice hace años. Las autoras han sido cuidadosas en este aspecto.
Dulce chico indecente es una novela que se lee en un suspiro, ágil y con mucho erotismo entre sus páginas. Puede que la novela esté llena de clichés, pero en este caso no me han importado. Si os gustan este tipo de novelas, no la dejéis escapar.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.